lunes, 16 de febrero de 2009

A vueltas con la homosexualidad














Mi pregunta va dirigida a que alguien me facilite información que me permita detectar en la escritura de las tendencias homosexuales.

Sé, qué no se puede ver en un sólo rasgo aislado, por eso necesito que me indique cuáles serían aquellas características que reafirmen la presencia de tendencias homosexuales.
Agradeciendo su gentileza
,/



ELVIRA una apreciada colega responde:
Yo creo que hay que ver a la gente primeramente como personas independientemente de su condición sexual, que es algo de cada uno.
Mi opinión en tu planteamiento es que no se puede ver bajo ningún concepto la condición sexual de un individuo mediante la escritura, lo que si podemos ver es si un hombre es sensible, dulce y su parte "anima" destaca o si una mujer es "dura”, tenaz y en ella su parte "animus" resalta. No por eso vamos a afirmar nada de su sexualidad!
Es delicado afirmar la homosexualidad de una persona a través de la grafología. Hay que ser cauto a la hora de juzgar o de hacer juicios gratuitos ya que podemos herir la sensibilidad el otro o inducirle a preguntarse cosas que no se ha planteado nunca ya que seguramente no existen.
ELVIRA

Mi respuesta ante esta cuestión es la siguiente:
Hemos respondido sobre esta cuestión, en múltiples ocasiones y en comunicaciones anteriores, pero parece que hay una reiterada obstinación en volver sobre este tema, nuestra postura ha quedado bien fijada en esas intervenciones, que pueden rastrearse en este y en otros foros.
En esencia comparto TOTALMENTE lo que dice ELVIRA en su mensaje.
La orientación sexual de una persona, es una decisión unipersonal que no afecta en modo alguno a la estructura de su personalidad, sería algo así como si una persona que ha tomado la decisión de hacerse vegetariana, y nosotros pretendiéramos determinarlo por el análisis de su escritura.
Esta contumaz falacia, de que por la escritura se pretende o se "puede determinar" la homosexualidad, forma parte de una "patetica" época de la psicología de la primera mitad del pasado siglo, donde se menospreciaban determinadas cuestiones, conductas, o formas de ser, pero haciéndolo de una manera "estadísticamente fundamentada", afectando a cuestiones como:la inteligencia, el género, la raza o la orientación sexual.
No es solo que se trate de algo "políticamente incorrecto", que lo es, se trata de algo científicamente falso, falaz y tendencioso, con el único fin u objetivo de discriminar a un individuo, por variadas y nunca éticas razones, que como dice ELVIRA, ante todo es PERSONA.
cordiales saludos
gb

Para PROFUNDIZAR algo más en esta CUESTIÓN RESCATO una respuesta mía ANTERIOR a ello.

Apreciad@s amig@s:
El tema que nos ocupa, la HOMOSEXUALIDAD y sus rasgos gráficos, es una de esas falacias de las cuales la psicología de hace unos años estaba plagada,(¿quienes son más inteligentes los hombres o las mujeres?, ¿quienes son más listos los blancos o los negros? - recomiendo a los interesados en estas cuestiones y la interpretación de las aplicaciones metodológicas subsiguientes: RAZA, INTELIGENCIA y EDUCACIÓN, de H.J. EYSENCK, Ediciones ORBIS, Barcelona 1985) y desde luego es un error de bulto importante y de método científico, el pretender extraer conclusiones minimamente aceptables, estudiando grupos aislados.
Poseo en mi colección de escrituras una amplia muestra de hombres y mujeres (tanto heterosexuales, como homosexuales), y en ambos grupos encuentro perfiles y patrones de conducta y de personalidad muy semejantes.

Es cierto que algunas personas viven su condición sexual, de una forma confusa e incluso con desconcierto, pero aquellos que tienen una identidad sexual definida, también pasan por varias etapas de su vida en las que esa confusión y ese desconcierto se manifiestan.

Por otra parte es cierto que encontramos abundantes rasgos "femeninos" en algunos hombres, y también rasgos "masculinos" en algunas mujeres (me pregunto si esos pretendidos rasgos no evidencian más bien Roles culturales o modos de elección, que otra cosa), pero ¿que tiene de extraño?, los hombres tenemos hormonas femeninas, igual que las mujeres las tienen masculinas, y lo que es más importante, también ambos tenemos los componentes arquetípicos iternalizados del "ánima y el ánimus" que evidenció Carl Gustav JUNG a lo largo de sus investigaciones, pero esas tendencias o predomino de rasgos (psicológicos y gráficos) están presentes tanto en homosexuales, como en heterosexuales, lo cual no indica absolutamente NADA a nivel de distinción y muchisimo menos como discriminación.

En la escuela de Medicina Legal en los años 70 se estudió un rasgo (óvalo doblemente pinchado), que procedía de las investigaciones del añorado profesor Amado J. BALANDRAS, y se procedió a su análisis en un grupo de escrituras de homosexuales y dió una frecuencia de presencia en torno al 40%.
Por mi parte, he comprobado hasta la saciedad este rasgo en varios miles de sujetos de ambos sexos, y diversa orientación sexual y he encontrado su presencia en todos los grupos, aunque he podido aislar la hipótesis que parece confirmar que ese signo gráfico tiene que ver con una cierta "pasividad sexual", sin embargo el hecho no es algo todavía lo suficientemente significativo como para que salga del terreno de la hipótesis.

Termino con tres frases:
"La incidencia de factores múltiples en cada una de las circunstancias de la vida psíquica hace que existan diversas posibilidades de interpretación"- J.OBIOLS VIÉ (prólogo de la obra citada más arriba).

"Soy simplemente un interprete de la evidencia de los hechos tal como se me aparece y tal como sé que se aparece a la mayoria de los que trabajan en este campo" - H.J. EYSENCK (obra citada).

"No se puede por los rasgos gráficos determinar la orientación sexual de una persona, pues además de la presencia de ciertas inclinaciones, hace falta la aceptación y no represión, del propio sujeto." - Mauricio XANDRÓ (comunicación personal 2004).

En definitiva debe de prevalecer en todo investigador la idea de que los HECHOS y la EVIDENCIA, no deben de estar sesgados, por creencias, discriminaciones, o incluso malsana y malintencionada curiosidad, cuando estas variables intervienen en una investigación, ésta deja de serlo.

cordiales saludos
gb

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.