viernes, 7 de noviembre de 2008

¿En qué que acabará la escritura y la grafología?


¿En qué acabará la caligrafía?, ¿y la Grafología?

El problema no es donde acabará la caligrafía o la grafología, la cuestión es ¿donde ira a parar la motricidad fina? que solo con la escritura se ejercita, se consolida y desarrolla.
¿Que otra cosa tendremos que hacer que no sea la escritura para que no se atrofie definitivamente?.
Bastantes niños actualmente tienen dificultades para realizar todos los movimientos que las manos permiten hacer, algo que puede observarse fácilmente en forma de coger el útil que algunos tienen.
Los movimientos que realizan con móviles o videoconsolas son muy limitados con respecto a la variedad motriz que ofrece la escritura, tal vez en el futuro como ahora existen "maquinas" para andar, para hacer músculo y para otras cuestiones algún día tendremos "escriptonasios" (neologismo que acabo de inventar para ciertos "gimnasios" donde se aprende a escribir).
slds
gb

2 comentarios:

Margarita Merkert dijo...

Para no atrofiaarse podría seguirse ejercitando los instrumentos musicales, pero no son analizables. Así y todo no desesperemos, van a seguir existiendo el dibujo y la pintura como expresiones del alma.

Mirtha Luján Sosa Martínez dijo...

Me gustó el término "escriptonasios", muy ingenioso. Se lo voy a robar! jajaja